¿La cabeza de tu amigurumi no se sostiene?

¡Hola crochetera!

Seguro que te ha pasado alguna vez. Terminas tu amigurumi, coses las partes y ¡tachan! La cabeza no se sostiene. Es tan grande que se vence hacia un lado.

¿Qué puedes hacer?

Para evitar que tu muñeca tenga tortícolis, lo que podemos hacer es articularla. Es decir, introducir un alambre que refuerce la unión entre el cuerpo y la cabeza. Mira este ejemplo de la muñeca Sakari:

cabeza amigurumi

¡Ojo! No olvides doblar los extremos y envolverlos bien con cinta adhesiva para evitar pinchazos.

Luego introducimos la cabeza en el alambre que sobra y la cosemos al cuerpo.

Así conseguimos que la cabeza de nuestra muñeca quede erguida, e incluso pueda articularse y adoptar cualquier posición.

SAKARI Selz 6

De la misma forma, podemos articular los brazos y las piernas.

De hecho, Sakari está totalmente articulada.

Para las piernas y el cuerpo Celsa hizo esta estructura con alambre:

alambre amigurumi

Luego es cuestión de introducir el alambre en cada pierna e ir rellenando.

alambre amigurumi articulado

Procuramos que el alambre quede en el centro…

… Y continuamos tejiendo el cuerpo con el alambre:

alambre amigurumi articulado 2

Y, finalmente, articulamos los brazos.

Atravesamos el relleno del cuerpo con el alambre, introducimos los brazos y los cosemos al cuerpo con la hebra que nos hemos dejado sin rematar.

alambre amigurumi articulado 3

¿Qué te parece? Hemos empezado con un truco para sostener la cabeza y hemos acabado aprendiendo a hacer amigurumis articulados 😉

Nota: NO se recomienda utilizar esta técnica si el amigurumi es para un bebé o un niño pequeño. En ese caso, mejor que sean blanditos.


Solución de Yolanda Peralta: Reforzar el cuello con una vuelta doble.

Al hacer la vuelta central del cuello, hay que coger el punto haciendo pasar el ganchillo por la vuelta anterior. De esta forma tendremos una vuelta más apretada y será más difícil que se doble.

Aquí podemos ver un ejemplo que nos ha enviado Yolanda de cómo le ha quedado Vicent Vega, de Pulp Fiction, con este truco. Muchas gracias!

pulp fiction amigurumi

Ahora te toca a ti, déjanos tu comentario contándonos qué te ha parecido esta técnica y cómo lo haces tú para sostener la cabeza de tus amigurumis.